NORMATIVA


  • Vacunación antirrábica en el País Vasco: 
La vacunación antirrábica en el País Vasco solo será obligatoria para los perros clasificados como PPP (perros potencialmente peligrosos). 
Sin embargo, tras la aparición de varios animales afectados por el virus de la rabia en España durante los años 2012 - 2013 y dada la proximidad con países en los que la enfermedad no ha sido aún erradicada, la vacunación antirrábica será recomendable en todo el territorio nacional como medida preventiva para evitar la propagación del virus. 
En el resto del territorio nacional la vacunación antirrábica es obligatoria, a excepción las comunidades autónomas de Galicia y Cataluña.
Las principales especies domésticas susceptibles de contraer la afección y que por tanto se deben vacunar son los perros, los gatos y los hurones. 

 
  • Microchip:
Es obligatorio identificar electrónicamente a todos los perros  mediante la implantación de un microchip y además tienen que ser dados de alta en el registro general de identificación de animales.
El resto de animales domésticos que vayan a viajar fuera del país deberán ser también identificados.
  • Perros potencialmente peligrosos:
Algunos perros son considerados potencialmente peligrosos, tanto por sus características físicas y psíquicas, como por la raza a la que pertenecen. 
Entre ellos se encuentran todos los que pertenecen a las siguientes razas y sus cruces:
 
Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu.

La tenencia de estos animales está sujeta a una estricta normativa.  
(Consúltala pinchando en el link)

 NORMATIVA PERROS POTENCIALMENTE PELIGROSOS (BOE)


Algunas comunidades autónomas han ampliado la lista, añadiendo nuevas razas a su catálogo de perros “potencialmente peligrosos”. El País Vasco ha mantenido intacto el listado de las ocho razas que rigen en todo el territorio nacional.




  • Ley de protección de animales del País Vasco:
La sociedad vasca no es ajena al movimiento de sensibilización en favor del reconocimiento de los principios de respeto, defensa y protección de los animales, lo que exige en consonancia con la existencia de convenios y tratados internacionales en la materia, la promulgación de un marco Legal adecuado, no existente hasta el momento, que recoja, garantice y promueva dichos principios, estableciendo las obligaciones de los propietarios o poseedores de animales, tipificando las conductas que han de estar proscritas y previendo las sanciones que en su caso han de imponerse.